Entrada en Vigor de la Nueva Ley Hipotecaria

Servicio de Real Estate
09/05/2019

Entrada en Vigor de la Nueva Ley Hipotecaria

Con la entrada en vigor hoy 17 de junio de 2019 de la nueva Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, que tiene por objeto establecer determinadas normas de protección de las personas físicas que sean deudores, fiadores o garantes, en Gestimed hemos trabajado en adaptar nuestros procesos a todas las novedades que marca la nueva normativa en relación a la distribución de los gastos entre la entidad acreedora y el prestatario, registros del proceso hipotecario y envío de la documentación por medios telemáticos. Cabe destacar que según instrucción de 14 de junio de 2019, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, se autoriza hasta el 31 de Julio la firma de operaciones sin hacer uso de las plataformas informáticas previstas en la Ley 5/2019, empleando otros medios alternativos, como la entrega de la documentación en papel, su remisión por correo o incluso por medios informáticos que reúnan las debidas medidas de seguridad.

A continuación, les ofrecemos un breve resumen de las principales novedades y cambios:

10 Cambios de la Ley Hipotecaria

El banco deberá poner a disposición del cliente la documentación relativa a la hipoteca un mínimo de diez días antes de la firma y el interesado deberá realizar una visita al notario al menos un día antes de la firma de la hipoteca para resolver cualquier duda. El notario deberá levantar acta de que este hecho ha ocurrido.

El vencimiento anticipado se producirá si el prestatario se encuentra en mora, siempre que la cuantía de las cuotas vencidas y no satisfechas equivalgan al menos:

A) Al 3% de la cuantía del capital concedido o se alcance un equivalente a 12 cuotas mensuales impagadas, si la mora se produjera dentro de la primera mitad de la duración del préstamo.

B) Al 7% de la cuantía del capital concedido o se alcance un equivalente a 15 cuotas mensuales impagadas, si la mora se produjera dentro de la segunda mitad de la duración del préstamo.

Se establece límite al interés de demora que será como máximo de 3 puntos por encima de los intereses ordinarios.

El banco asumirá los gastos de gestoría, notaría, Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y registro. Los gastos de la tasación correrán a cuenta del cliente.

Se facilita la conversión de hipoteca variable a fija reduciendo los gastos de constitución.

Se rebajan las comisiones por la amortización anticipada.

Se erradican las cláusulas suelo así como todas aquellas que hayan sido declaradas abusivas por los tribunales. Además, el interés remuneratorio no podrá ser negativo.

Se prohíben los productos vinculados a la hipoteca que no se ciñan a los criterios del Banco de España.

El banco podrá seguir cobrando una comisión de apertura, pero se devengará una sola vez y englobará todos los costes que se quiera repercutir al cliente.

El banco no podrá cobrar comisiones por la novación del préstamo y el cliente podrá subrogar libremente y sin costes su hipoteca.